VIDA

Vivir los sueños


Darse cuenta cuesta tiempo,
también cuesta desencuentros,
cuesta encontrar el destino,
cuesta aguantar el aliento.

Lo imposible se convierte,
en posible con el tiempo,
y lo que solo eran sueños,
se convierten en sucesos.